viernes, 1 de julio de 2016

¿Se puede evitar la claustrofobia en una resonancia magnética?


Sentir claustrofobia o ansiedad al someterse a un estudio de resonancia magnética no es raro.

Un programa pionero del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba se aplicó para preparar a 800 pacientes que presentaban este desorden emocional (el 1,44% del total de los sometidos a resonancia magnética) y poder hacerse la prueba. 
Aunque los últimos aparatos de resonancia, conceden amplitud al paciente, pueden aparecer ciertos niveles de ansiedad. Las recomendaciones de psicólogos, médicos y radiólogos al respecto, van a ayudar a reducir el estrés del paciente, pero no hay formas conocidas para prevenir completamente la claustrofobia.
Es fundamental conocer los diferentes tipos de máquinas que hay. Una máquina “abierta” nos va a ofrecer mayor espacio sobre nuestra cabeza y a los lados. No todas las máquinas anunciadas como “abiertas” son tan abiertas como cabría pensar y algunas tienen una preocupante “mole pesada” sobre nuestras cabezas. Por otro lado hay que tener en cuenta el campo magnético de la máquina, ya que muchas resonancias abiertas tienen un menor campo que las convencionales y las imágenes obtenidas van a tener menor resolución y por tanto son un peor apoyo al diagnóstico. Las hay con alta resolución y en las que el paciente no tiene que tumbarse, sino que está sentado. Tienen el problema de que sólo sirven para estudiar las extremidades. Pero cuando vamos a hacer una resonancia de tobillo, muñeca o rodilla, ésta máquina debería ser nuestra elección. La máquina de resonanciaabierta.com es una máquina de Alto Campo (1 tesla), sin mesa, una máquina específica para resonancias de extremidades.

Primer consejo por tanto, es conocer las diferencias entre las distintas máquinas y elegir aquella que mejor conjugue resolución y amplitud para nuestro caso concreto.

Nuestro segundo consejo es practicar terapia cognitiva conductual. Hecha correctamente, es el mejor tratamiento a largo plazo para evitar la claustrofobia. Hay que aprender a controlar los pensamientos que se producen al enfrentarse a la situación que induce al miedo de manera que se modifique la reacción.

El tercer consejo es practicar técnicas de relajación que reduzcan el estrés. Una simple es tomar el control de la respiración, inhalando a la vez que contamos hasta 10 y exhalamos igual, frenando la respiración.

Por último tenemos remedios naturales a base de hierbas y medicinas para la relajación, pero en este caso bajo la supervisión de un médico.

Doctor Enrique Galindo Andújar
Tlf: (0034) 915545405
Email: info@enriquegalindo.info
Dirección: Calle Explanada 16, 28040 Madrid España
Webs: http://www.doctorenriquegalindo.com/